martes, 31 de mayo de 2011

El primer triunfo contra Boca

Por Ezequiel Rondán
El 13 de abril de 1930 es una fecha que no se olvida en Quilmes, ya que ese día, por méritos propios y la mala tarde del arquero rival, fue la primera vez que el Cervecero le pudo ganar de visitante a Boca, hecho que no se repetiría hasta 1976 y que daría origen a uno de los historiales más desparejos del fútbol argentino.


En la cancha de Boca y por la cuarta fecha del torneo, los del Sur presentaron a García, Magrini, Storgato, Martínez, Ramos, Lloret, Sandoval, Arrillaga, Vázquez, Quadrio y Mandile, que, luego de perder ante Excursionistas e Independiente y ganarle a Sportivo Buenos Aires, fueron a conseguir su segundo triunfo consecutivo.

Por el lado de Boca, también buscaban su segundo triunfo en su segundo partido del campeonato, ya que sus encuentros ante Huracán y Argentinos Juniors se habían postergado para mayo y noviembre respectivamente y en el único jugado le había ganado a Tigre 2-1. Para vencer al rival de turno contaron con Merello, Bidoglio, Strada, Médici, Fleitas, Solich, Moreyras, Penella, Kuko, Tarasconi, Cherro y Evaristo, pero nadie esperaba la mala tarde que tendría su arquero.

El partido comenzó pasadas las 15 y sería Boca quien abriría el marcador de la mano de Evaristo, quien remató bajo y cruzado un centro que llegó desde la derecha a los 11 minutos, pero la alegría Xeneize duraría poco, ya que a los 20, Merello salió mal a cortar un centro y, tras chocar con Vázquez, dejó desprotegido el arco para que Quadrio empujara el balón y decretara el 1-1.

Asimismo, los errores del arquero Merello volverían a ser protagonistas del partido, primero a los 23 minutos cuando no logró despejar un centro de Sandoval, y Vázquez cabeceó el balón al arco libre para poner el segundo y luego, a los 32 minutos de juego, un tiro desde afuera del área de Vázquez se le escapó de las manos al arquero y decretó el 3-1 para los visitantes.

Sin embargo, los Xeneizes no estaban dispuestos a perder tan fácilmente y antes de que finalizara el primer tiempo y gracias a un remate de Kuko, lograron achicar la ventaja quilmeña y ponerse tres a dos, resultado con el cual se irían al entretiempo.

A los 11 minutos del segundo tiempo, Boca alcanzaría el empate luego de que Penella recogiera un despeje del defensor rival Storgato y rematara de espaldas al arco para conseguir el ansiado empate en tres goles, a lo que le sucederían varias oportunidades del local para ponerse en ventaja, pero no lograron concretar ninguna.

Pero los visitantes no se iban a dar por vencidos e irían a buscar el cuarto tanto, que llegaría luego de una buena jugada de Arrillaga, donde eludió a varios adversarios y finalmente le pasó la pelota a Mandile, quien no encontró resistencia ni inconvenientes para anotar el último tanto del partido, el que le daría la victoria al conjunto quilmeño y señalaría ese día como la primera vez que el Cervecero se llevó los tres puntos de la cancha de Boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada