martes, 31 de mayo de 2011

Gimnasia y su ascenso frente a Racing

Por Santiago Albasi
Si hay un partido relevante en las historias de Gimnasia y Racing, ese es el que los enfrentó en la final del octogonal de la Primera B de 1984, que dio como ganador al Lobo de La Plata, coronándolo con el ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino y condenando a la Academia a jugar un año más en la Segunda División.


Gimnasia había descendido en 1979 y llevaba cuatro años jugando en la B. Por otro lado, Racing estaba disputando su primer campeonato en la Segunda División y se encontraba con la posibilidad de retornar inmediatamente a Primera al clasificar al octogonal por el ascenso (Deportivo Español se había consagrado campeón y se había hecho un lugar en la máxima categoría).

El conjunto de Avellaneda llegó a la final del octogonal luego de derrotar a Deportivo Morón y Lanús en cuartos y en semifinal, respectivamente. En ambos casos, la Academia ganó un encuentro y perdió el otro (teniendo en cuenta que eran partidos de ida y vuelta), pero pasó de ronda por estar mejor ubicado en la tabla de posiciones del campeonato.

En cambio, Gimnasia mostró mayor superioridad al ganarle a Argentino de Rosario y a Defensores de Belgrano. De esta manera, clasificó a la final de manera invicta y venía mejor perfilado para enfrentarse a Racing.

El Lobo mostró su supremacía al imponerse por 3-1 en Avellaneda y 4-2 en La Plata y consiguió el ansiado ascenso a Primera División. Racing debió jugar un año más en la B antes de volver a codearse con el resto de los grandes del fútbol argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada