martes, 31 de mayo de 2011

La tarde que brilló Garrafa

Por Guido Plotnik
El 17 de marzo de 2001 por la 22º fecha de la Primera B Nacional (Zona Metropolitana), Banfield y José Luis Garrafa Sánchez más específicamente vivieron una tarde de gloria en Floresta.

El conjunto dirigido por Ramón Mané Ponce llevaba 14 partidos invicto y tenía que visitar a All Boys con el objetivo de seguir prendido en la pelea por el ascenso a Primera División. Los del Sur se habían despedido de la máxima categoría en 1997 y buscaban el retorno luego de 4 años.

Banfield jugó un gran encuentro y superó ampliamente al local por 4-0 con dos tantos de Carlos Leeb y otro par de la gran figura del partido: José Luis Sánchez. Garrafa demostró todo su repertorio de lujos, clavó un tremendo gol olímpico y otro desde casi la mitad de la cancha para el deleite de todos los banfileños que llegaron a Floresta.

Los comandados por Mané Ponce siguieron su camino hacia el ascenso de manera contundente y llegaron a poseer una racha de 23 juegos sin perder. El 20 de mayo en cancha de Quilmes se produciría la vuelta del Taladro a Primera, luego de un triunfo por 4-2 ante el local.

El 10 de Banfield en ese certamen le dijo adiós a la vida el 8 de enero de 2006, después de un accidente sufrido con su moto. La gente del Taladro lo idolatra y nunca se olvidará de aquella tarde en Floresta, cuando Garrafa les regaló dos joyitas ante All Boys.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada