sábado, 18 de junio de 2011

Un milagro ayudó a Huracán

Por Silvina Bollini


Huracán, que dependía de sí mismo para zafar del descenso directo, fue vapuleado por Independiente 5-1, resultado que lo condenaba a jugar en la B Nacional, pero como Boca le empató a Gimnasia sobre la hora,  el "Globo" tendrá la oportunidad de jugar un desempate con el equipo "tripero", en el que se determinará quién desciende y quién juega la promoción con San Martín de San Juan.


El Quemero, que no le gana a Independiente en Avellaneda hace nueve años, cayó derrotado con goles de Facundo Parra, Andrés Silvera , Patricio Rodríguez (2) y Leonel Núñez, mientras que Javier Cámpora de penal, a los 32 del complemento, (había errado un penal a los 11  min del ST) anotó el descuento para el conjunto de Parque Patricios que finalizó con diez hombres por la expulsión del arquero Gastón Monzón.

Por otra parte, desde el Clausura 2003 que Andrés Silvera no le conviertía a su ex club, en el que jugó desde  1997 hasta 1999. En aquella oportunidad metió el segundo gol del 2 a 1 cuando ganó el conjunto de Avellaneda.


Otra particularidad que tuvo este encuentro es que  Antonio Mohamed, de raíces quemeras, tuvo que recurrir al cuarto arquero Diego Rodríguez para disputar este encuentro, ya que Hilario Navarro, Fabián Assman y Adrián Gabbarini estaban lesionados.

La curiosidad más relevante de este partido fue que Boca empató con Gimnasia gracias a los goles de Christian Cellay, surgido de las inferiores y reconocido hincha de Huracán y ex jugador de Estudiantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada