sábado, 18 de junio de 2011

Una historia repetida

Por Nahuel Martínez

Contando el Amateurismo y el Profesionalismo, Quilmes conlleva un record poco agradable para su imagen en el fútbol argentino: es el equipo que más veces perdió la categoría. Después de caer 1 a 0 frente a Olimpo de Bahía Blanca, obtuvo su undécimo descenso.

La historia comienza en el Amateurismo de 1916, donde el “Cervecero” se ubicó en el último lugar con apenas ocho puntos, y, obviamente, perdió la categoría. La siguiente la ligó de rebote en 1934: bajó a la Segunda División para reducir la cantidad de participantes a 14.

El tercer descenso de Quilmes se produjo en 1937, donde sólo obtuvo 10 puntos y se ubicó en el último lugar. Tuvo que esperar 14 años para volver a jugar en la Segunda División, ya que en 1951 salió decimosexto de 17 participantes, y perdió la categoría junto a Gimnasia y Esgrima La Plata con 23 porotos. En 1962 siguió haciéndole honor a las estadísticas y volvió a descender: esta vez salió último con 13 puntos.

Para bajar de categoría en el Campeonato Metropolitano de 1970, tuvo que pasar varias etapas: la primera fue la disputa de la tabla general, que salió decimoquinto de 21 equipos. Clasificó al llamado “Petit Torneo”, donde compartió el cuadro con Estudiantes, Chacarita y Huracán, obteniendo el tercer lugar y teniendo que jugar un Clasificatorio. Allí estuvo con Los Andes, el “Globo”, Argentinos Juniors, Colón, Unión y Lanús, consiguiendo el quinto puesto. Por último, peleó el “Reclasificatorio de Primera” con Ferro, Colón y Almirante Brown, donde finalmente descendió a la Segunda División.

Diez años después, Quilmes volvía a cumplir con lo que más sabe hacer: descender. En el Campeonato Argentino de 1980 salía decimoséptimo y perdía la categoría junto a All Boys y Tigre. En 1982, repetía lo de siempre cuando bajó a la B junto a Sarmiento de Junín.
Ya con los promedios instalados, el “Cervecero” volvía a perder la categoría, junto a Unión de Santa Fe, en el Clausura de 1993, cuando ocupó el último lugar. En el 2007 cayó de nuevo en las garras de la B Nacional con Belgrano, Godoy Cruz y Nueva Chicago (éstos últimos dos debido a la Promoción); obtuvo un promedio bajísimo de 0,912, ya que consiguió 104 puntos de 114 partidos jugados.

El partido que, hoy por la tarde, jugaron Quilmes y Olimpo va a quedar en la historia del fútbol argentino. No sólo por el undécimo descenso de Quilmes, sino porque el “Aurinegro” con su victoria dejó a River en Promoción y jugará un año más en primera.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada