sábado, 16 de julio de 2011

Lo dejó afuera en su propia casa

Por Silvina Bollini


Hace 24 años, el 9 de Julio de 1987, Argentina perdía en el Monumental ante Uruguay por las semifinales de la 33ra edición de la Copa América por 1 a 0 con gol de Antonio Alzamendi.


Argentina, que venía de ser campeona del mundo en México el año anterior con Maradona como figura excluyente, se quedó con las ganas de dar la vuelta olímpica en su propia casa. Uruguay, que se sumó directamente en semifinales por ser el último campeón, se tomó revancha del Mundial 86 donde el conjunto dirigido aquel entonces por Carlos Bilardo había eliminado a los charrúas en octavos de final.

Ese día se enfrentaron en Núñez con el arbitraje del ecuatoriano Elías Jácome y ante 75.000 espectadores que fueron testigos del gol de Alzamendi. Vieron como “El Hormiga” a los 43 minutos del primer tiempo, tras un pase magistral y preciso del gran Enzo Francescoli, ingresó solo al área y cruzó un remate junto al palo derecho inalcanzable para el arquero Luis Islas.

Ese gol fue el que significó el triunfo del conjunto oriental, que en la final venció por 1-0 a Chile con gol de Pablo Bengochea y conquistó su decimotercer título continental. Argentina, que en la fase de grupos había empatado 1 a 1 con Perú y había goleado 3-0 a Ecuador, finalmente terminó cuarta por la derrota 2 a 1 frente a Colombia por el tercer puesto.

En este torneo se volvió al viejo sistema de jugarse toda la Copa en un solo país y los equipos se dividieron en tres grupos de tres equipos cada uno con el último campeón ingresando directamente en semifinales. Se decidió también que fuese obligatoria la participación de las diez asociaciones miembros de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF).

También se distribuyó una sede por cada grupo: El grupo A conformado por Argentina, Perú y Ecuador jugaban en el Monumental, el grupo B (Brasil, Venezuela y Chile) en el Olímpico de Córdoba (hoy Mario Alberto Kempes) y Paraguay, Bolivia y Colombia, pertenecientes al Grupo C disputaban sus partidos en el Gigante de Arroyito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada