sábado, 9 de julio de 2011

Un desempate y una goleada

Por Ivanna Roytman
En la Copa América de 1949 disputada en Brasil, el local y Paraguay tuvieron que jugar un partido desempate para definir al campeón donde la verde amárelo goleó por 7 a 0 y se consagró.


En el partido que habían disputado estas dos selecciones en la fase inicial, los paraguayos habían ganado 2 a 1 en duro encuentro. Durante todo el torneo, estos dos equipos golearon a varios de sus rivales con contundencia y efectividad.

Después de ese primer encuentro, todo indicaba que este iba a ser parecido, duro, disputado. Paraguay era la sorpresa del campeonato, pero Brasil mostró su chapa de candidato, no dejó que se juegue de la misma forma que el partido anterior, así que se apoderó pleito.

En el partido jugado en Río de Janeiro el 11 de mayo de 1949, los brasileros dominaron el partido de principio a fin con Ademir Marques de Menezes a la cabeza. Los goles fueron convertidos por él en tres oportunidades, Tesourinha por dos y el goleador del torneo, Jair da Rosa Pinto, que marcó dos veces también.

De esa forma, Brasil se consagró campeón de la Copa América por tercera vez, lo hizo en sus tierras luego de 27 años sin ser anfitriones del campeonato sudamericano. Por su parte, Paraguay se fue como la revelación a pesar de la dura goleada en el partido final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada