viernes, 4 de noviembre de 2011

Un clásico curioso

Por Agustín García Belachur





Al momento de hablar de curiosidades en los clásicos, el del Sur es el indicado al respecto. Antes sus parcialidades eran amigas y hoy, desde hace varios años, se encuentran enemistadas.


En las décadas de 1960 y 1970, ambos clubes tenían una buena relación y los históricos rivales se enfocaban en otras instituciones del conurbano bonaerense. Lanús disputaba el partido más importante del campeonato contra Talleres de Remedios de Escalada y Banfield frente a Los Andes.

La continuidad de encuentros jugados entre el Taladro y el Granate, desde la década de 1990 principalmente, iniciaron la rivalidad. Ésta se acrecentó con la ayuda de los grandes medios de comunicación y que sus respectivos rivales de toda la vida se encontraban en divisiones menores.


Otra curiosidad es que en este moderno clásico, los simpatizantes de los dos equipos se califican mutuamente como “pingüino”. Algo nunca visto ni escuchado en los estadios, en que se disputaron clásicos del fútbol argentino, sucede en este enfrentamiento.

En los 69 partidos disputados en Primera División, Banfield lidera el historial con 31 triunfos y 97 goles a favor. Por en cambio, Lanús ganó 19 partidos y convirtió 72 tantos. A esta diferencia de 12 encuentros, se suman los 19 empates.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada